Mastiff

Otros Nombres: Mastín Inglés.
Los perros Mastiff son, posiblemente, una de las razas caninas más grandes en todo el planeta. Igualmente, son conocidos por ser amorosos y de buena compañía para los niños más grandes. El Mastiff es un perro pacífico, bondadoso, seguro de sí mismo y cariñoso. Ama estar rodeado de muchas personas y que éstas lo mimen. Sin embargo, no crean que por ser tranquilos no los va a cuidar, al contrario, siempre están alerta ante la amenaza de cualquier intruso; de hecho, en la actualidad, son utilizados para proteger propiedades tanto urbanas como rurales.

Introducción de la raza

El Mastiff es una de las razas más antiguas que se conocen. Tiene un aspecto físico imponente, pero es bastante macizo. Se le considera un excelente miembro familiar, ya que protege, orgullosamente, a su familia. A pesar de ser una de las razas más grandes que existen, entiende, perfectamente, el tamaño y la debilidad de los niños pequeños, sin embargo, se aconseja estar siempre al control de la situación.

Historia del Mastiff

Originalmente, provienen de Egipcia, quienes junto a los Asirios realizaron este cruce entre el Dogo, el Moloso Griego y el Mastin del Tibet, creando así esta raza histórica. Sin embargo, fueron los pueblos célticos los responsables de su llegada a las Islas Británicas. Los perros de raza Mastiff fueron utilizados para cazar indígenas durante la conquista del continente americano; también, se encargaban de perseguir a los esclavos que huían de su encierro.

En la edad media, el Mastiff era la raza canina propia de la realeza, puesto que se usaba para la gran caza o hasta en combates con distintos animales; como contra toros, osos y leones. Ya para épocas más recientes, fueron elegidos por los españoles para proteger a las ovejas de los lobos. En la actualidad, esta raza canina se utiliza como perros guardianes.

Características del Mastiff

El Mastiff es un increíble perro de grandes dimensiones. Posiblemente, uno de los más pesados de la especie canina, ya que pesa entre 60 a 100 kilogramos y mide entre 70 a 80 centímetros de altura a la cruz. Adicionalmente, goza de una mandíbula muy potente, la cual es capaz de terminar, fácilmente, con cualquiera de sus adversarios; es por ello que era utilizado en varios combates.

Además de su gran tamaño, se le conoce por tener las orejas y ojos caídos. El Mastiff tiene un esqueleto muy fuerte, su pecho, espalda y cuellos son anchos y su cráneo fuerte y plano; por otro lado, tiene un hocico es corto y cuadrado. Su pelaje es corto y de color leonado claro, con una máscara negra.

Debido a su enorme fuerza y tamaño, se le considera un increíble perro guardián. Sin embargo, a pesar de su temible aspecto, es un perro muy noble, tranquilo, afectuoso y de gran corazón.

Carácter de la raza

Amoroso, sensible, pacífico, bondadoso y muy protector, así se describe el carácter de un perro Mastiff. Son los perros guardianes por excelencia, de hecho, fueron criados para, exactamente, eso: cuidar. Esta raza canina es ideal para cuidar niños más grandes, aunque también pueden ser los peluches de los más pequeños de la casa, ya que el Mastiff sabe que, debido a su gran tamaño, debe tener cuidado con los niños más chiquitos; son muy inteligentes, sin embargo, es preferible estar atentos cuando éstos estén juntos. Adicionalmente, les encantan que lo mimen y les den caricias, así que, aunque parezca increíble, siempre acudirán a ustedes buscando amor.

Cuidados de la raza

Es recomendable que se ejercite y tenga una alimentación saludable; por buena suerte, al Mastiff le encantan las carreras de obstáculos, aunque también ame pasar todo el día acostado en el sofá. De hecho, esa cama debe ser lo suficientemente cómoda, pues, debido a su gran peso, algunas zonas, como los codos, se pueden lastimar. Asimismo, tienes que tenerle siempre agua a su disposición, ya que se deshidratan fácilmente. Por otro lado, gracias a su pelo corto, solo requiere que lo cepillen una vez por semana; también debes limpiarle sus orejas y ojos, así como ponerle atención a los pliegues de la piel, por sobretodo, alrededor de la cabeza, puesto que es ahí en donde más se originan infecciones.

Como son perros grandes, su esperanza de vida del Mastiff es de unos de 8 a 10 años. Por último, deben llevarlo al veterinario cada cierto tiempo para una revisión general; esto debe ser algo primordial para cualquier raza canina.

Educación del Mastiff

Al Mastiff se le debe enseñar a comportarse como un perro bien educado, así como de rodeare de otras personas o animales, para no convertirse en perros celosos. No es una raza recomendada para personas que son inseguras o débiles, pues el Mastiff necesita un dueño fuerte y con mucha seguridad, para adoptar las mismas características, porque de lo contrario podría convertirse en un peligro. Asimismo, se recomienda que se sienta parte de la familia, querido y respetados por todos.

Salud de la raza

Los problemas de salud que se han encontrado en esta raza canina son los cálculos renales e hiperplasia vaginal, el ectropión, las membranas pupilares persistentes, la displasia de retina y la torsión del estómago, es por ello que se recomienda llevarlo al veterinario periódicamente, y tener sus vacunas al día.

El Mastiff es un animal que le gusta estar acostado cómodamente, sin embargo, deben sacarlo a pasear para que se ejercite de vez en cuando. De igual forma, por ser un perro de gran tamaño, es de imaginarse que éste deba requerir de una gran alimentación. El Mastiff puede ingerir, fácilmente, entre 800gr a 1 kilo de carne roja al día, todo esto junto a vegetales y arroz.

El cachorro Mastiff

Como cualquier otro cachorro, necesita de un mínimo de dos meses junto a su madre. Así como mantener el control de sus vacunas al día. A pesar de ser una mascota amorosa y pacífica, es importante que, desde cachorros, se exponga al Mastiff a estar rodeadas de otras personas, animales, lugares o situaciones diferentes, ya que fueron criados para ser guardianes y pueden convertirse en perros agresivos debido a los celos. De igual manera, es recomendable que el cachorro Mastiff crezca con personas fuertes y que les den mucho cariño, amor y diversión, así como también se les enseñe a tomar pequeños paseos diarios para ejercitarse.

Consejos a la hora de comprar un cachorro de raza Mastiff

Si decides que quieres tener un Mastiff como miembro familiar, tienes que recordar que el gasto económico para su alimentación será bastante elevado, pues recuerda que ingiere más o menos un kilo diario de carne roja. El Mastiff tiene como punto débil los codos, es por ello que se recomienda colocarle un colchón cómodo como para que descanse plácidamente. Además de sus juegos y paseos diarios, a esta raza debes mimarla constantemente, pues le encanta que le den amor. Otro consejo es que su olor puede llegar a ser bastante llamativo, solo imagínate lo que huele un perrito de 40 kilogramos, ahora uno de 100kg, en otras palabras, es normal que su olor sea fuerte.

Curiosidades de la raza

Una de las curiosidades que más llama la atención sobre esta raza canina es el hecho que existe evidencia histórica de que un Mastiff llegó a América a bordo del Mayflower en 1620, pero no fue sino hasta el siglo XIX cuando se produjo la primera documentación sobre la raza en el continente. Otra dato curioso de la raza Mastiff es que las hembras son recomendables para las personas que tengan dificultades para ser líderes o tener autoridad, pero los machos son ideales para las personas que buscan un guardián con suma importancia.

FCI del MastiffEstándar FCI del Mastiff

Imágenes del Mastiff

Vídeo del Mastiff

Origen del Mastiff

Otras razas de perros gigantes

Pastor del Cáucaso

Kavkazskaïa Ovcharka, Caucasian Shepherd Dog.

El Perro Pastor del Cáucaso (CSD) es considerado como raza cuyo origen fueron los perros del Cáucaso. La expansión de la raza abarca los territorios del Cáucaso y las regiones de las estepas del Sur de Rusia. La evolución de la raza no sólo fue como resultado de una selección natural sino que tuvo la influencia de naciones que habitaban las regiones del Cáucaso. Perros pastores ...

Mastín Napolitano

Mastino Napoletano, Neapolitan Mastiff.

El Mastino Napoletano, originario de Italia, es una raza canina descendiente de una antigua raza romana, moloso de tipo dogo. Majestuoso, noble, fiel e inteligente, éstos perros no son agresivos, a menos que los provoquen, pues son protectores por excelencia. Si desean saber más sobre esta imponente raza, en éste artículo mencionaremos su principales características, curiosidades, cuidado ...

Pastor Rumano de Mioritza

Ciobanesc Românesc Mioritic.

Si estás buscando un ejemplar de bellas características, entonces el Pastor Rumano de Mioritza te encantará. Es un can que destaca por su extenso pelaje y pertenece a las razas de perro muy grandes. Tiene una esperanza de vida de casi 16 años y te acompañará en todas tus labores relacionadas al campo. Es un animal que funcionará para cuidar a tu rebaño, a tu familia y a ti. Int ...

Komondor

Komondor

Son descendientes del Moloso Tibetano y otros Mastines. Llegaron a Hungría por las invasiones que se realizaron en pueblos orientales que llevaron consigo perros que eran utilizados, fundamentalmente, para el combate. Se trata de una raza bastante antigua. La historia del Komondor comienza probablemente en el Siglo XVI y y se encuentra vinculada al pastoreo de ovejas. El Komondor es, c ...

Pastor de Anatolia

Coban Köpegi, Anatolian Shepherd Dog.

El Perro Pastor de Anatolia emerge entre los años 2800 y 1800 A.c. en las regiones rurales de Turquía y Asia Menor. Su ascendencia es incierta, atribuyéndosela por veces a algunos perros de guarda utilizados en Mesopotamia. A lo largo de la historia, ha sido responsable por diversas tareas: no sólo ayudó el hombre en la guerra y en la caza mayor sino que también ha desempeñado a ...