Afgano

Otros Nombres: Afghan Hound, Lebrel Afgano, Sabueso Afgano, Galgo de Afganistán.
A pesar de tratarse de un perro de caza, la apariencia de este logra engañar a cualquiera que no esté familiarizado con el tema. Y es que el Lebrel Afgano es reconocido por sus rasgos sumamente delicados y, por supuesto, por una abundante y lisa melena que recubre todo su cuerpo y bien podría dificultar su movimiento. Pero nada de esto ocurre, y a continuación te contaremos todo lo que tienes que saber sobre esta raza de perritos tan distinguidos.

Introducción de la raza

Se trata de una raza de perros conocida como Lebrel Afgano, muy reconocida por haber sido empleada en la antigüedad en Afganistán para la cacería de diferentes presas como liebres, venados, zorros, chacales, gacelas, lobos y leopardos nivales. También era un ávido vigilante de los campamentos. Sin embargo, en la actualidad, por sus cualidades físicas y altos niveles de inteligencia, son ampliamente incluidos en concursos de estética canina, y ese es el fin de su cría.

Historia de la raza Afgano

El Lebrel Afgano proviene el Medio Oriente, específicamente de Persia y de allí fue trasladado a Afganistán, razón a la cual debe su nombre. Su origen es sumamente antiguo y se remonta al galgo afgano, mucho antes del año 1000 A. C., pero sus primeras apariciones en manifestaciones artísticas como la pintura datan del siglo XIX.

Características de la raza Afghan Hound

El Lebrel Afgano es un perro alto, de cabeza bastante refinada, con un hocico prominente, casi puntiagudo, de color negro y unas poderosas mandíbulas. Sus orejas caen, de modo que siempre están apoyadas sobre su cabeza y su cuello es largo y fuerte. Sus ojos suelen ser oscuros, con tendencia al marrón o almendrado, siempre con una mirada levantada y con mucho estilo.

Sin embargo, ninguno de estos rasgos logra ser tan distintivo como lo es su pelaje suave, sedoso y muy abundante, que por lo general es de color arena con algunas zonas más oscuras que otras. Cae sobre sus orejas como flecos, sobre el lomo y recubre por completo sus grandes patas, aunque su cola sea un simple y delgado rizo en la punta.

Carácter de los Afghan Hound

La apariencia física descrita hasta el momento no podría encajar mejor con el más aristócrata de los lebreles: el Lebrel Afgano. Esto no le acompleja para nada y, de hecho, exhibe su atractivo con mucho orgullo con un porte y caminar majestuoso e imponente, casi como un rey. A propósito de ello, te explicaremos algunos otros rasgos curiosos de su personalidad.

Se trata de una de las razas de perros más inteligentes que existen, con una astucia y agilidad admirables, que lo convierten en el cazador nato que narran sus orígenes. A pesar de ello, tiene un carácter bastante amigable, leal y, sobre todo, sensible. Además, es bastante desconfiado de los extraños, aun cuando no toma actitudes hostiles para con ellos, sino que mantiene distancias prudentes.

Otra cosa que no se nos puede escapar de su personalidad es que es bastante pícaro, razón por la cual su educación o adiestramiento puede hacerse bastante compleja. Esto es parte de su instinto natural de caza, pues para poder salir victoriosos en sus proezas, se valen de cualquiera artificio, y es algo que terminan por aplicar en los otros aspectos de su vida. Pero más adelante te explicaremos de qué manera aplacarlos para convivir con ellos.

Cuidados de la raza Afgano

Nuestro Lebrel Afgano puede ser travieso, pero también sumamente pretencioso. El cuidado de su cabello representa uno de los principales retos en su crianza y ahora verás por qué. En primer lugar, su pelaje que es sin duda hermoso y, lo mejor de todo, sin olor alguno, pero excesivamente largo y abundante, lo cual requerirá bastante dedicación para mantenerlo impecable.

Un baño mensual acompañado por el cepillado una o dos veces por semana mantendrá en un estado decente y hermoso a nuestra imponente mascota. No obstante, si el fin es llevarlo a exhibiciones caninas, el baño semanal y el cepillado diario con un peine especial para este serán indispensables. Además, su dieta debe ser muy nutritiva, pues ello influirá directamente en el brillo y crecimiento de su pelaje.

No se recomienda tenerlos en piso o dentro de una casa con espacio reducido, pues son bastante sedentarios e inactivos sobre estas superficies lisas. Para que el Lebrel Afgano pueda desenvolverse en todo su esplendor, deberás procurar mantenerlo en un campo o patio grande en contacto con suelo y grama.

Otro punto importante en lo que respecta a sus cuidados es el ejercicio. Nuestro rey Afgano puede adaptarse a la vida doméstica siempre que se le permita hacer mucho ejercicio todos los días. Por ello, hay que permitirle correr en un amplio patio o un parque. Para estrechar la relación, te recomendamos que corras a su lado, pero sin permitir que él vaya delante de ti, pues le darás a entender que es el jefe de la manada y desconocerá tu autoridad.

Educación de los Afghan Hound

Como dijimos en párrafos anteriores, el Lebrel Afgano goza de una astucia y picardía que irónicamente puede contrastar con su inteligencia. Su educación no es necesariamente fácil, pero seguro te divertirás en el proceso. Para ello, lo primordial será contar con espacio suficiente y mucha, pero mucha paciencia y dedicación para que tu lebrel pueda aprender a seguir instrucciones. Aquí es muy importante el ejercicio físico y mental que ayudará en el proceso.

Otro punto a considerar en su educación, es su inmensa sensibilidad. Por lo tanto, el adiestramiento de un Lebrel Afgano debe realizarse de una manera amable para ganarse su confianza, pero sin perder nunca el aire de autoridad y tranquilidad que nos proveerá su respeto. Es necesario darle las instrucciones adecuadas y, sobre todo, que nuestras actitudes concuerden con lo que queremos enseñarle para no estimular la desobediencia nata en ellos.

Salud de la raza Afgano

El Lebrel Afgano conforma una raza de perros bastante sanos, que rara vez se enferman. Sin embargo, algunos de ellos han podido presentar alguna vez enfermedades congénitas oculares como cataratas. Además de ello, displasia de cadera o parálisis, ocurriendo esta última alrededor del medio año de vida.

El cachorro de la raza Afgano

Tal como ocurre con la mayoría de los mamíferos y razas de perros en general, es necesario que luego de su nacimiento los cachorros de Lebrel Afgano se mantengan bajo el cuidado maternal durante un tiempo no inferior a dos meses. Esta les proveerá la leche, que resulta tan primordial para su crecimiento y sano desarrollo.

Consejos a la hora de comprar un Afghan Hound

Si deseas comprar un Lebrel Afgano, el pedigrí será uno de los factores más importantes por los que tendrás que velar. La mejor forma de garantizarlo es acudir a criadores especializados que puedan darte garantía de ello, pues los particulares muchas veces no tienen cuidado en la preservación de la raza.

Tampoco debes guiarte por un precio excesivamente alto, pues ello tampoco es garantía de su pedigrí. La única razón que justificaría ello es que se tratara de un animal joven o adultos premiados por su estética con las respectivas pruebas. En este sentido, la mejor alternativa es acudir a criadores que hayan llevado a su ejemplar Afgano a competencias o exposiciones caninas, pues estas sí dan buen augurio sobre su pureza.

Curiosidades de la raza Afghan Hound

A pesar de que su origen tiene razones meramente estéticas y de presunción, en la actualidad aún ejerce trabajos no adaptados a su personalidad. En Afganistán y países cercanos se sigue usando al elegante y coqueto Lebrel Afgano para guardar a las ovejas y las cabras, y para espantar a los zorros y los lobos que las acechan.

FCI del AfganoEstándar FCI del Afgano

Imágenes del Afgano

Vídeo del Afgano

Origen del Afgano

Otras razas de perros grandes

Perro Lobo de Saarloos

Saarlooswolfhond.

Leendert Saarloos (1884-1969) amaba a la naturaleza y también a los perros. El se dio cuenta que los perros se habían vueltos demasiado humanizados y tuvo la intención, como amante del Pastor Alemán, de recuperar las cualidades naturales de esta raza para producir un mejor perro de trabajo. Por esta razón cruzó a un macho Pastor Alemán, Gerard van der Fransenum, un perro del clásico es ...

Saluki

Perro Real de Egipto, Galgo Persa.

El Saluki o Galgo Gacela (Galgo Persa) es pariente del Galgo Afgano, pero su historia en el Oriente Medio es quizás más antigua. Sus finas características son reconocibles ya en los perros pintados en las tumbas de los faraones egipcios desde hace más de 3.000 años. En el siglo XV a.C. figura su efigie ya en ciertos frescos que adornan la tumba de Rakhmiré, visir de Tutmosis III. Poco ext ...

Tosa Inu

Tosa Inu

El Tosa Inu es originario de la isla Shikoku en la prefectura (provincia) de Tosa en Japón. Esta raza es el resultado del cruce de varias razas europeas, entre las que cabe destacar el Gran Danés, Mastín, San Bernardo, Bulldog, Braco Alemán con el perro de origen autóctono Shikoku Inu. Este perro se le conoce también como Tosa Token, Tosa Ken o Mastiff japonés. Un origen recient ...

Perro Negro y Fuego para la Caza del Mapache

Black and Tan Coonhound, Coonhound, Perro cazador de mapaches, Perro Rastreador Negro y Fuego.

Entre los perros más bellos y pacíficos que existen, se encuentra el Black and Tan Coonhound. Se trata de un perro de grandes orejas, de la familia de los sabuesos, el cual está diseñado para ser un excelente cazador. Tiene una altura entre 58 y 68 cm y puede llegar a pesar unos 38 kilos. Es un excelente aliado si llevas una vida activa llena de ejercicio, o si vives en el campo. ...

Retriever de Pelo Rizado

Cobrador de pelo rizado, Curly Coated Retriever

Si estás buscando un perro de gran tamaño, excelso porte y un pelaje rizado inconfundible, entonces el Curly Coated Retriever es para ti. Es un ejemplar activo y muy versátil que llamará la atención de todos los que le rodean sin ninguna duda. Es un perro de caza inglés que resulta muy peculiar porque todo su cuerpo está lleno de pelo rizado, como si fuera un Poodler, pero es un perro de ...