Cómo cruzar perros

La decisión de hacer criar a una perra no está exenta de responsabilidad y son muchos los factores que hay que tener en cuenta y que sopesar a la hora de cruzar a tu perro satisfactoriamente. La salud del animal, la elección de la pareja, el momento idóneo, el seguimiento de la gestación o el futuro de los cachorros son algunos de los aspectos que deberían estar despejados antes de decirse a iniciar ese apasionante camino que comienza con el cruce de los perros y termina con el alumbramiento, unos sesenta y tres días después de la monta.

Una vez que se han valorado todos estos aspectos y se ha optado por que la perra críe, es importante seguir una serie de indicaciones, como las que se enumeran a continuación:

1. Edad de la perra

Pese a que las perras pueden tener su primer celo a los seis meses de edad, es muy importante tener en cuenta que el animal necesita alcanzar su pleno desarrollo fisiológico para poder reproducirse. Lo más recomendable es esperar a que la perra tenga su tercer celo, lo que suele producirse sobre los dieciocho meses, en el caso de las perras de raza pequeña, y sobre los veinticuatro meses, en el caso de las perras de razas grandes. A partir de ese momento la perra está preparada para reproducirse, lo que puede hacer en más de una ocasión a lo largo de su vida. No es recomendable que la perra tenga más de nueve años.

2. Elección de la pareja

Es importante que el cruce de los perros se realice de una forma cuidadosamente planificada. Aunque puede parecer obvio, el perro macho ha de ser de la misma raza que la perra y ha de haber alcanzado su madurez fisiológica. El dueño del perro ha de ser consciente de que el animal tendrá que montar a la perra en unos días determinados y en más de una ocasión para tratar de asegurar la concepción.

3. Identificación del momento de celo

El celo de la perra se produce cada seis meses en la mayor parte de los casos, aunque este intervalo depende de la raza. Pese a que erróneamente se puede identificar el celo con el momento de sangrado de la perra, esta no es la realidad. El celo se produce en una fase del ciclo sexual del animal denominada estro. Por indicar datos medios, el celo suele comenzar unos nueve días después de que se haya iniciado el sangrado y dura, por término medio, nueve días. Suele ser un período en el que el sangrado ya prácticamente ha desaparecido y en el que la perra se mostrará muy receptiva al macho. Hay también algunos signos que evidencian que la perra está en celo, como el aumento del tamaño de los genitales o la exhibición de los mismos en frecuentes levantamientos de la cola.

4. Lugar de la monta

Es conveniente que el lugar de la monta sea un sitio conocido para el macho. Con ello, el animal se mostrará seguro y habrá más posibilidades de que la monta sea exitosa. Es importante que los animales estén en un sitio tranquilo, sin ruidos y sin presencia humana o de otros animales. Conviene dejarles el tiempo suficiente y no someterlos a situaciones forzadas.

5. Frecuencia de la monta

Lo más habitual es que la monta se realice en dos o tres días sucesivos durante el período de celo de la perra. Puede darse la situación de que la monta no se produzca por el rechazo de alguno de los animales, aunque no suele suceder con frecuencia. Si este hecho tiene lugar de forma reiterada, sería necesario someter a la perra a un proceso de inseminación artificial para garantizar la reproducción.

6. Evidencia de la gestación

Tras el período de celo y de monta, será necesario esperar unos días para tener certeza sobre el estado de gestación de la perra. La evidencia visual de la preñez se puede tener a partir de las cinco semanas, momento en el que los fetos han alcanzado ya un tamaño próximo al que tendrán en el momento del nacimiento. Los que deseen conocer antes si se ha producido la gestación pueden acudir a un veterinario que será capaz de determinar este hecho por palpación unos veinticinco días después de la monta.

7. Parto

El feliz acontecimiento se producirá en torno a los sesenta y tres días de la monta. Es muy importante que durante el período de gestación el animal siga un control veterinario. Este incluye normalmente una ecografía, el control de la alimentación y un tratamiento de desparasitación. Antes del parto la perra se mostrará agitada, con lo que se puede prever con cierta antelación el momento en el que se va a producir y solicitar asistencia veterinaria si se presentaran problemas.

Imágenes del Cómo cruzar perros

Otros artículos caninos

Soccer Nations Dogs

Dentro de pocos meses se celebra el Mundial de Fútbol, y aprovechando este acontecimiento, la web Life on White Creatives ha realizado unos magníficos fotomontajes con las principales selecciones de fútbol representadas por sus razas originarias. Este sitio está especializado en fotografías de animales, sobretodo retrat ...

Parque acuático para perros

Una gran noticia para los amantes de los animales. Ahora ya no hay excusas y podrás pasar una divertida jornada de agua con tu mascota en el primer parque acuático de España sólo para perros. Está situado en el Resort Canino Can Jané, en la Roca del Vallès, a tan solo 30 minutos de Barcelona. Aunque el parqu ...

Consejos para bañar a tu perro

Todos los que tenemos un perro sabemos que una de las actividades más difíciles de llevar a cabo es la de bañarlo. Sucede que podemos encontrarnos con inconvenientes de los más diversos, desde el tamaño de nuestra mascota, hasta que sea demasiado inquieta como para tenerla debajo del agua por varios minutos. Sin embargo, conviene que no desesperes y tengas en cuenta los consejos que vamos ...

Rompe una lanza por la abolición del Toro de la Vega

Cada año en Tordesillas un toro es lanceado por cientos de personas hasta que muere desangrado en la fiesta del Toro de la Vega. Es la tradición más cruel que se comete en nuestro país hacia un animal. Por ello, Tordesillas se ha convertido en el símbolo de la repulsa hacia el maltrato animal. Con tu protesta puedes conseguir que el dolor no forme parte de nuestras tradiciones. Rom ...

El perro más feo del mundo

Elwood fue el ganador en 2007 del Concurso "El perro más feo del mundo". El año anterior se quedó a las puertas y quedó segundo. Su propietaria era Karen Quigley, una residente de Sewell (Nueva Jersey, Estados Unidos). Elwood era una mezcla entre chihuahua y ...