Bebés y Mascotas

Las mascotas son parte de la familia, este es un hecho innegable, y es que son los que reciben todos los mimos y atenciones de nuestra casa, o al menos así es hasta que llega un recién nacido. Tanto los bebés como las mascotas son seres vivos que requieren de una atención especial y unos cuidados, y la combinación de ambos es un tema que realmente preocupa a muchas parejas que van a ser padres.

Como hemos comentado, el perro o el gato era quien recibía todas las atenciones, lo que se pierde en parte cuando llega el bebé. Esta situación puede generar en la mascota sentimientos de celos, y es que en algunos aspectos son más parecidos a los humanos de lo que podamos imaginar. Ellos seguirán queriendo tener nuestros mimos y que juguemos todo el tiempo, algo que como es lógico no se puede consentir.

Pautas a tener en cuenta

En primer lugar es importante dejar bien claro que siempre que se sigan una serie de pautas, no tiene por qué existir ningún problema en la convivencia entre nuestra mascota y nuestro bebé. El animal debe aprender a respetarnos y saber cuándo es momento de jugar y cuando no. Si la mascota es un ave o un pez, no hay problema, sin embargo, si se trata de un perro o gato, podemos necesitar tener en cuenta algunas de las siguientes recomendaciones.

La importancia de la limpieza

Es muy importante que mantengamos a nuestra mascota totalmente desinfectada y libre de parásitos. No por el hecho de tener un bebé debemos descuidarla, la comida, la bebida y el baño debe ser algo constante, así como las visitas al veterinario y el corte de uñas.

Diferencias en perros y gatos

Si tenemos un gato, lo más probable es que ignore por completo al bebé, o bien se muestre interesado por él, pero es realmente raro que suponga algún problema. El único aspecto que tendremos que tener en cuenta es por ejemplo mantenerle las uñas bien corta. En los casos en los que se trate de un gato arisco con tendencia a arañar a las personas, no debemos dudar a la hora de tratar de mantener las distancias con nuestro bebé y el gato. Cuando se trata de un perro, es muy probable que para el bebé resulte incluso beneficioso, pues gracias a la presencia de ésta mascota, el bebé aprenderá con el paso del tiempo algunos valores como la responsabilidad y trabajará emociones como el cariño y el respeto.

Antes de la llegada del bebé

Una vez nos hemos asegurado de tener a nuestra mascota libre de problemas de salud y bien desparasitada, ya estamos listos para recibir al bebé en casa. Cuando éste nazca pero todavía no pueda ir a casa, podemos llevarle a nuestra mascota una mantita con el olor al bebé, de este modo se irá acostumbrando a su olor y su recibimiento no será tan repentino.

Nunca descuides a tu mascota

Cuando ya pueda el bebé ir a casa, es totalmente normal que nuestra mascota comience a oler o a mostrar curiosidad respecto a este pequeño ser que se incorpora a la familia, y aunque es difícil, debemos tratar de mostrarnos también atentos con el perro o el gato, pues de lo contrario se sentirá desplazado. Un premio como un dulce especial para gato o perro puede ser ideal para estos casos, les recordaremos lo mucho que nos importan y les dejaremos claro que el bebé no significa que nos olvidemos de ellos.

Atenciones a doble banda

Para evitar que los celos aparezcan más adelante, tendremos que evitar dirigirnos todo el tiempo a nuestro bebé dejando de lado a nuestra mascota. En los momentos en los que nos encontremos con ambos, tenemos que ser algo más justos y hablarles a los dos, jugar con los dos y tratar de demostrarles a ambos todo nuestro afecto. Además, siempre que nuestra mascota se encuentre cerca del bebé, podemos hacer que éste asocie a nuestro bebé con algo positivo, ya sea a través de juegos o dulces.

Consejo final

Por muy mansa y tranquila que sea nuestra mascota, bajo ningún concepto podremos dejarlos solos. No sabemos que podría pasar, ya que un bebé, especialmente cuando comienza a adquirir más fuerza y a moverse más, puede "jugar" con nuestra mascota y a esta no parecerle lo mismo. Es algo que debe quedar bien claro, respecto al resto, siempre que seamos lo suficientemente justos y atentos, no habrá ningún problema.

Imágenes del Bebés y Mascotas

Otros artículos caninos

El baño del perro

Nuestras mascotas, al igual que nosotros mismos necesitan de mucho cariño y cuidado en lo que se refieren al mantenimiento diario. En esos casos, saber cómo bañar a tu perro es tan importante como saber cómo darle de comer y qué es lo que le gusta. Si bien es verdad que muchos especialistas veterinarios están en contra en el baño de los animales, la realidad es que un perro que ...

Cómo tener un perro y un gato en la misma casa

El dicho "Se llevan como perros y gatos" implica que estos dos animales no pueden estar juntos en el mismo espacio. El gato es un felino, como el león, y un depredador. El perro, un cánido descendiente del lobo, también es un depredador. Pero esto no quiere decir que no se puedan tener a los dos en un hogar, con una familia que los sepa educar y amar. Las diferencias entre los perro ...

Las razas de perros más inteligentes

Entre las razas de canes existe una gran diversidad, que en muchas ocasiones responde correctamente a las necesidades de cada persona: existen perros afables, perros de presa, perros de compañía... y por supuesto existen razas más espabiladas y razas más torpes. Para evaluar la "inteligencia media" de una raza se suele tener en cuenta la inteligencia funcional y el nivel de obedienc ...

Rompe una lanza por la abolición del Toro de la Vega

Cada año en Tordesillas un toro es lanceado por cientos de personas hasta que muere desangrado en la fiesta del Toro de la Vega. Es la tradición más cruel que se comete en nuestro país hacia un animal. Por ello, Tordesillas se ha convertido en el símbolo de la repulsa hacia el maltrato animal. Con tu protesta puedes conseguir que el dolor no forme parte de nuestras tradiciones. Rom ...

Escoger el nombre de mi perro

Cuando llega a casa el nuevo miembro, unos de los momentos más familiares es el de ponerle nombre al recién llegado. Es un momento de alegría en el que pueden participar todos los miembros de la familia. Nos podemos encontrar en dos situaciones bien distintas. El perro que llega es un cachorro o ya es un perro adulto. Si se da el caso de que el perro ya es adulto lo más aconsejable ...