Facebook PlanetacanGoogle Plus PlanetacanTwitter PlanetacanPinterest Planetacan
Menu
Identifícate aquí, con Facebook o Regístrate

Cuidados para perros ancianos

(1 fotos)Categoría Artículos Caninos
Tal y como nos sucede a los humanos, los perros también envejecen y necesitan de alguien que se ocupe de ellos. Se considera que un perro es anciano cuando alcanza cerca de los 8 años de edad, con lo cual, sus facultades van disminuyendo y si bien pueden tener aspecto de vida sana, la realidad es que comienzan con problemas de salud propios de la edad. Es por ello que para cuidar a los perros ancianos es bueno tener en cuenta que a partir de los 8 años de edad, se hace necesario acudir más a menudo al veterinario con el fin de que se realicen chequeos y se pueda observar la evolución de él y así prever cualquier tipo de enfermedad.

Si tienes un perro que está entrando en esta edad, entonces es bueno que prestes atención a algunos síntomas y así el cuidado de estos perros ancianos sea lo mejor posible para que sus últimos años de vida sean inolvidables.

Primordial la higiene y la comida


Algo fundamental es cuidar la higiene y la alimentación de los perros. Controlar el tipo de comida y el agua que consume es importante para que no se deshidrate ni que coma cosas extrañas. Algunos perros ancianos comienzan a tener algunos problemas en su estómago y no pueden comer la misma comida que comían siendo más jóvenes, con lo cual, puede ser necesario un cambio radical en los alimentos. En cuanto a la higiene, como siempre, más allá de la edad, el perro necesita que se lo revise en sus orejas, uñas y dientes así como también cepillarlo suavemente.

Los cambios físicos del perro serán notorios, pero para ayudarlo hace falta que prestemos especial atención en los perros ancianos a los cambios en sus articulaciones, huesos, pérdida de la visión, problemas de dentadura o de piel así como también los desajustes hormonales. Puede que en esta etapa que se está haciendo mayor haya una alteración del sueño con lo cual, si alguno de estos síntomas aparece lo mejor es acudir cuanto antes a un veterinario.

Atención emocional


Por otro lado, los perros ancianos necesitan mucho más atención emocional que los perros jóvenes. Es bueno que separes un tiempo al día para pasar con él y darle el cariño que necesita. Con este tipo de perros tienes que tener más paciencia porque a veces no querrán jugar y tan solo querrán estar a tu lado observando y recibiendo tu cariño.

Descanso y atenciones médicas


Durante el proceso de envejecimiento es normal que el pero sufra dolores. Tu compromiso y trabajo será evitar esos posibles dolores, o al menos intentar que sean los menos posibles. Para ello, es importante que cuenten con un lugar tranquilo y bien preparado para descansar pues lo necesitarán más que nunca. Por otro lado, dependiendo de las indicaciones del veterinario podríamos suministrarle algún tipo de medicamento para el dolor. También evita que en los momentos de juego o en los paseos tenga que dar cambios bruscos de movimiento en cuanto a correr o saltar por ejemplo, y que las salidas no sean muy largas ya que se fatigará mucho más rápido que antes. Lo mismo con el sol, mejor hacer los paseos en lugares más frescos ya que el sol agota a los perros ancianos más rápido.

Evita los cambios


Para ayudarles en su día a día, intenta no cambiar las cosas de sitio. Ellos saben cómo están distribuidos los muebles, por lo que si los cambias durante esta etapa podrían sentirse algo desorientados y hacer que su día a día sea más difícil. En caso d que necesites mudarte durante este período dale su tiempo para que se adapte. Procura que no viaje contigo durante muchas horas y que los cambios nunca sean repentinos pues se puede sentir desorientado y esto hacer que las posibles enfermedades avancen aún más de lo esperado.

Como siempre, lo mejor que podemos hacer es disfrutar junto a ellos y estar a su lado aún en estos últimos momentos dándoles todo nuestro cariño, cuidando de ellos y agradeciendo por cada momento vivido a nuestro lado. Ten paciencia y piensa que muchas de las cosas que le suceden son parte propia del envejecimiento, una etapa más en la vida. Aún así, ayúdalos a vivir al máximo estas últimas épocas y disfruta todo lo que puedas.

Otros Artículos Caninos