Facebook PlanetacanGoogle Plus PlanetacanTwitter PlanetacanPinterest Planetacan
Menu
Identifícate aquí, con Facebook o Regístrate

El lenguaje de los perros

(3 fotos)Categoría Artículos Caninos
Si tienes una mascota en casa, seguro que siempre has soñado con conocer su lenguaje y así poder comprender mucho mejor sus necesidades y hasta poder comunicarte con ellos (te puede interesar El primer traductor de perros). El lenguaje de los perros es uno de los aprendizajes más interesantes que puedes realizar si te sientes atraído por el mundo animal.

Expresiones faciales


Al igual que los humanos, los perros se comunican no solo con la voz, sino también con su cuerpo, eso que comúnmente llamamos "la comunicación no verbal", con lo cual es importante prestar atención a todas las señales y a sus movimientos corporales. Por ejemplo, se puede diferenciar perfectamente cuando un perro tiene curiosidad, sorpresa o confusión si miramos detenidamente a sus ojos, ya que la expresión será muy similar a la que tenemos los humanos. Podrás ver que los ojos del perro se iluminan cuando se ponen felices pero por el contrario se dilatan sus pupilas cuando tienen miedo.

Si levanta las orejas, entonces, es que está prestando atención. Otro de los componentes de su cuerpo que dice mucho es su cola, que dependiendo de su posición determinará si está tranquilo, contento, triste, etc.

Otra de las características interesantes del lenguaje de los perros, son las señales de calma. Por ejemplo, el bostezar se puede deber a que hay conflictos en el sitio donde se encuentra o que su dueño está pegando gritos. También cuando alguien lo mira directamente o simplemente cuando le pides que haga algo y no se siente a gusto para hacerlo.

El lamerse el hocico es muy común en el lenguaje de perros, pues seguramente sea la señal más frecuente que encuentres cuando convives con ellos. Por lo general, lo hacen también para comunicarse con otros de su misma especie, con lo que será frecuente que veas lamerse el hocico cuando lo saques a pasear por el parque y se encuentre con otros perros.

Diferenciando sus sonidos


Otra de las formas de conocer el lenguaje de los perros es aprender a diferenciar los tipos de ladridos que da. En este caso, el timbre es muy distinto con lo que si utiliza un timbre bajo es que está triste, mientras que los más sonoros y escandalosos demuestran su enojo, tal y como sucede también con nosotros. Si el perro está contento, su gruñido será suave y dejará ver sus dientes, en cambio si tiene temor, gruñirá de forma irregular.

En cuanto a los aullidos, es una forma de informar que tienen entre su manada de que alguien está perdido. También puede llegar a significar que tiene algún tipo de dolor en particular o incluso que tiene miedo.

Los suspiros, pueden demostrar decepción, si lo hace con los ojos abiertos, mientras que si entrecierra los ojos, entonces este suspiro es de completa felicidad.

Cuando seas consciente que el perro ladra pero deja algunos intervalos entre ellos, es que está alerta, y prestando atención a quién está allí, con lo cual, es bueno conocerlo para saber en qué momentos tu perro actúa como guardian y protector de tu casa y de tu familia.

Expresiones corporales o acciones caninas


Si tu perro agacha solo la parte delantera con los codos apoyados en el suelo, entonces te está invitando a jugar. Lo mismo si da pequeños saltos.
Todos los perros utilizan distintas técnicas para llamar la atención de sus dueños, desde mover su pata, pasar entre sus piernas hasta dar pequeños ladridos. Diferenciar estos actos de otros comportamientos te hará saber en qué momentos tu perro necesita un poco de ocio y requiere de tu atención.

A tener en cuenta


Como a los humanos, es bueno que tengas claro algunas cuestiones a evitar con el fin de tener una mejor relación con el animal. Por ejemplo, si el perro está enfadado, es mucho mejor no mirarle a los ojos directamente para que no sienta que lo estás amenazando o que lo vas a retar. Es mejor tener contacto visual en aquellos momentos en los que se sienta más relajado, pues será allí donde se afianzará vuestra relación.

Desde luego que el lenguaje de los perros es infinito, pero es la paciencia y observación lo que te llevará a conocer exactamente las necesidades de tu mascota.

Te puede interesar la magnífica ilustración de Lili Chin sobre El lenguaje canino.

Otros Artículos Caninos