Facebook PlanetacanGoogle Plus PlanetacanTwitter PlanetacanPinterest Planetacan
Menu
Identifícate aquí, con Facebook o Regístrate

Consejos para dominar el paseo del perro

(1 fotos)Categoría Artículos Caninos
El hecho de tener un perro implica una serie de responsabilidades, y entre todas ellas, el paseo es sin duda un aspecto clave. El perro se convierte en un miembro más de la familia desde el mismo instante en el que entra en el hogar, por lo que debemos ser capaces de brindarles todos los cuidados y atenciones necesarias. Un error común es considerar el paseo canino como algo necesario para que el animal pueda hacer sus necesidades, en parte, esto es cierto, pero podemos decir con total seguridad que se trata de algo incompleto.

Finalidad del Paseo


El paseo le permite al perro acostumbrarse a los ruidos del entorno, relacionarse con otros perros y personas y como no, hacer ejercicio. No todos los perros son iguales, pues algunas razas son mucho más energéticas y requieren de largos paseos y juegos con los que liberar su energía acumulada, mientras que otras razas caninas tienden a ser mucho más relajadas y pasan gran parte del día durmiendo. A la hora de adquirir un perro, es importante escoger la raza que mejor se adapte a nuestras capacidades y gustos, ya que si no somos amantes del ejercicio físico, no nos conviene en absoluto optar por las razas más energéticas y activas.

Los perros, del mismo modo que las personas, no pueden permanecer aislados, por lo que necesitan salir diariamente a la calle para poder socializar y hacer el ejercicio que tanto necesitan, pues de lo contrario, nuestra mascota puede llegar a aburrirse y sufrir problemas como ansiedad o incluso muestras de agresividad. La falta de ejercicio deteriora la salud de nuestra mascota, lo que genera enfermedades como, por ejemplo, la obesidad o la artrosis.

Cuando empezar con el paseo


A la hora de comenzar a pasear a nuestro perro, es importante saber que hasta los 3 meses de edad no podemos pasear con ellos por la calle, pues no es hasta esta edad cuando tienen todas las vacunas necesarias. Una vez tiene la edad apropiada, el perro está listo para explorar un nuevo entorno, y para evitar posibles pérdidas, se recomienda añadir siempre la identificación pertinente en el collar. Al colocarle la correa, es probable que el animal se muestre ansioso, algo que podemos evitar con un simple "No" y dejando que se calme. Una vez el perro ya se ha sentado y se muestra calmado, podremos premiarle o felicitarle y comenzar el paseo.

Algo corriente en cachorros es la confusión de no saber qué hacer al empezar con sus paseos diarios, por lo que como dueños, debemos brindarles todo nuestro apoyo y dejar en un principio que sean ellos quienes nos guíen, para poco a poco comenzar nosotros a indicar el camino.

Técnicas para un correcto aprendizaje


Si quieres que tu perro aprenda a esperar pacientemente cada vez que te pares en un semáforo en otro lugar o situación, puedes darle una golosina canina cada vez que se siente cuando se le ordene. Este sencillo ejercicio puede realizarse en una misma acera parando cada 3 metros y nos evita esos tirones que el perro nos provoca cuando nos paramos a hablar con alguien, observamos escaparates o bien esperamos que el semáforo se ponga en verde. El ritmo es también importante, pues éste debe ser uniforme y el perro debe ocupar siempre el espacio lateral, nunca debemos permitirles que se coloquen delante de nosotros y si lo hacen, nos detenemos hasta que vuelvan a la posición correcta.

Cuando nuestro perro haga sus necesidades, es obligatorio recoger los excrementos con tal de no ensuciar tanto las calles. Para esta tarea podemos emplear simples bolsas como las que obtenemos en el supermercado o bien, bolsas específicas para recoger este tipo de suciedad.

La correa del animal no debe estar ni demasiado tensa ni demasiado suelta, es importante que el perro aprenda a respetar a su amo y realice lo que éste le ordene en todo momento, pues de lo contrario, el perro puede sentir confusión respecto a los roles de cada miembro de la familia y se genere un conflicto de poder. Muchas personas que tienen a un perro como mascota, prefieren que sean otras personas las que los saquen de paseo o directamente no los sacan, ya que en algunos casos, este descontrol puede llegar a generar frustración y estrés.

En definitiva, si quieres aprender a pasear a tu perro sin problemas, ahora ya sabes cómo puedes conseguir tal conducta. Sólo se trata de encontrar el estímulo adecuado y ofrecérselo solo cuando el animal responda como es debido a nuestras órdenes.

Otros Artículos Caninos