Facebook PlanetacanGoogle Plus PlanetacanTwitter PlanetacanPinterest Planetacan
Menu
Identifícate aquí, con Facebook o Regístrate

El baño del perro

(1 fotos)Categoría Artículos Caninos
Nuestras mascotas, al igual que nosotros mismos necesitan de mucho cariño y cuidado en lo que se refieren al mantenimiento diario. En esos casos, saber cómo bañar a tu perro es tan importante como saber cómo darle de comer y qué es lo que le gusta.

Si bien es verdad que muchos especialistas veterinarios están en contra en el baño de los animales, la realidad es que un perro que convive en una casa necesita una higiene como todos los demás, con el fin de mantener el hogar y a los integrantes de la familia limpios y sin contacto con gérmenes y bacterias del exterior.

¿Cada cuando tengo que bañarlo?


Es importante que sepas que bañar a tu perro no debe ser algo que tienes que hacer continuamente, sino que es bueno especiarlo en el tiempo. Quizás cada 15 días sea un buen período de tiempo. Cada uno sabrá cuando se hace necesario bañar a nuestra mascota, pero si lo bañas muy seguido se corre el riesgo de que las defensas de propio perro disminuyan, con lo cual lo estarás perjudicando en vez de ayudándolo a que se encuentre más agradable y contento.

Por otro piensa también en la humedad posibles del ambiente. El pelo del perro tarda más tiempo en secarse que el pelo de una persona, por eso si bañas a tu perro muy seguido este le puede llevar bastante tiempo en secar y no le hará nada bien al animal estar tanto tiempo con el pelo mojado.

Antes del baño


Como si fuera un niño al que vas a bañar, observa la temperatura del agua. Debe ser una temperatura tibia, aunque en verano puede estar fría, pero nunca helada. Para poder bañar a tu perro adecuadamente, existen en el mercado varios tipos de champú que pueden ayudarte a dejarlo perfecto. Dependiendo de la raza de tu perro será conveniente un tipo de champú u otro, aunque hay algunos que son genéricos.

Bañarlo de forma correcta


El champú a la hora de bañar a tu perro se empieza primero frotando en el lomo y de ahí se va hacia abajo hasta sus patas. Posteriormente se pasará a lavar su cabeza. Aquí hay que tener mucho cuidado en que el jabón no le ingrese a los ojos ya que podría hacerle daño. A la hora de enjuagarlo puede que el perro se ponga un poco tenso, con lo cual, es mejor agarrarlo del hocico para que deje caer el agua y así enjuagar todo su cuerpo evitando que el champú entre en sus ojos.

El secado


Para secarlo, podemos hacer uso del secador normal de pelo de siempre y secarlo con él. Puede que al comienzo no le guste y que sea la peor parte de bañar al perro pero es bueno que se acostumbre a ello para no dejarlo con el pelo húmedo durante mucho tiempo. Al igual que hacemos con nuestro pelo, primero lo secaremos con una toalla frotando todo su cuerpo y posteriormente le pasaremos el secador. Actualmente existen varios tipos de secadores especiales para perros que también podrías comprar en alguna tienda especializada o incluso en una veterinaria que harán que la fase de secado sea mucho más agradable.

Peinado y cepillado


Una vez que el perro tiene el pelo seco, entonces se pasará a peinar y cepillar su pelo para que quede perfecto. Para esto se hará uso de cepillos especiales. Ten en cuenta que no todos los perros necesitan el mismo tipo de cepillado ni la misma cantidad con lo cual, puedes consultar con su veterinario cuál es la mejor forma de cepillarlo y así lograr que no se le caiga pelo demás ni que se enrede.

Como podrás ver, los pasos y fases para bañar a tu perro son prácticamente las mismas que utilizas cuando tu mismo te das un baño o cuando bañas a un niño pequeño, la diferencia claro está en que debes tener más cuidado porque a muchos perros les da miedo el agua o se ponen un poco nervioso con ella, con lo cual, hay que tener cuidado que no se alboroten y sobre todo acostumbrarlos desde pequeños a que el baño es algo fundamental, que no hay que tenerle miedo al agua y que se puede tratar de un momento muy divertido para ambos.

Vídeo

Otros Artículos Caninos